Publicaciones etiquetadas ‘selección’

Una buena gestión de las propias emociones es tan importante como un buen curriculum.

Angela_Díaz Hoy nos tomamos un café con Angela Díaz, Directora de Factoría de Talento Adecco y responsable del proceso de selección que se lleva a cabo al comienzo de cada edición.
Como ya se hiciera el año pasado, se ha realizado una encuesta entre los jóvenes participantes de la II edición para obtener información que ayude a mejorar y evolucionar este proceso de selección del talento.

P. Bueno Angela, queremos que nos cuentes un poco acerca de los resultados de esta encuesta, pero antes…coméntanos qué objetivos perseguís con la misma.
R. Bueno, tenemos varios objetivos aunque el principal es saber si el proceso de selección les aporta aprendizaje a los jóvenes que lo realizan. Un número muy significativo de estudiantes, más del 60% universitarios, declaran que el “salto” al mundo laboral es demasiado grande; desconocen las técnicas de búsqueda de empleo, carecen de experiencia en las pruebas que se aplican, etc.
Factoría de Talento Adecco es un proyecto de desarrollo y persigue que todas las personas que participan aprendan desde el minuto uno. La participación en la selección es una experiencia más donde aprender. A buscar trabajo también se aprende.
Por otro lado, también nos interesa conocer los motivos de inscripción en Factoría y la forma en la que han conocido el proyecto, además del nivel de satisfacción general con la selección. Piensa que hacemos diferentes pruebas: inscripción, entrevista personal, assessment center, pruebas psicotécnicas… y hay personas que están en el proceso más de un mes.

P.En líneas generales, ¿estáis satisfechos con el grado de participación?
R. – Je, je, aunque a mí me gustaría que respondiesen todos, no podemos quejarnos. El nivel de respuesta global es de un 12%. Este porcentaje va creciendo en los colectivos que han participado en más etapas del proceso de selección; de las personas que llegaron al assessment center, la última prueba, han respondido un 25%.

P. ¿Qué muestra es la que habéis elegido para formular las preguntas?
Todas las personas que han participado en la selección han recibido la encuesta a excepción de las personas que fueron seleccionadas.
Hemos analizado los resultados diferenciando las respuestas de tres colectivos: los jóvenes que se inscribieron y no pasaron a las siguientes pruebas; los que realizaron entrevista personal; y los que participaron en el assessment center e hicieron los test psicotécnicos.


P. ¿Podrías comentarnos algún resultado de cada grupo de encuestados que consideres más relevante?

Primero, destacaría que el nivel de satisfacción general es muy alto; hasta un 82% volvería a repetir la experiencia.
También me gustaría comentar que los encuestados afirman que no han participado en proyectos similares a Factoría, sigue siendo un proyecto diferencial, al menos para las personas que han participado en la encuesta.
El canal de conocimiento mayoritario del Proyecto son las redes sociales, y en el caso de las personas que llegaron a la última prueba, también el “boca a boca”.
Respecto a los motivos de participación, la experiencia y la formación son los más generales, y también destaca en las personas que más avanzaron en la selección, conocer a otros jóvenes de talento.
En cuanto a las pruebas, todas son valoradas, incluso las preguntas de inscripción que califican de sorprendentes e indicativas de un programa diferente. Para las personas que han realizado el proceso de selección completo, la prueba que más han valorado ha sido el assessment center; un 60% la destacan como una experiencia única y de la que aplicarán lo aprendido.

P. Imagino que habéis hecho una comparativa con los datos del año pasado, ¿qué habéis concluido?
Tanto los resultados como el nivel de participación son muy similares en ambas ediciones. Podemos confirmar que es una experiencia satisfactoria donde se aprende de forma mayoritaria en todas las etapas.

P. Para terminar Angela, cuéntanos qué objetivos os marcáis a futuro y si os planteáis algún cambio.
Hay dos objetivos que nos planteamos de cara a la tercera edición.Hemos comprobado que el número de personas que pinchan en el link para responder la encuesta es superior al que finalmente responde. Estamos valorando la posibilidad de reducir el número de preguntas para conseguir una mayor participación.
Por otro lado, hemos observado cierto desencanto en los jóvenes que hacen entrevista personal y no llegan a la prueba final, sienten que “se quedan en las puertas”. Esto nos hace plantearnos la oportunidad de incorporar a los talleres de marca personal que estamos haciendo en universidades, mensajes y estrategias asociadas a trabajar la sensación de frustración que se genera cuando no eres uno de los candidatos seleccionados.
Como te decía antes, hay que aprender a buscar trabajo y una buena gestión de las propias emociones es tan importante como un buen curriculum.

Carta abierta del Director de Factoría

Pablo Burgué, Socio Director de Dynamis y Director de Factoría

Pablo Burgué, Socio Director de Dynamis y Director de Factoría

No creo mucho en las casualidades. Creo más bien en las causalidades… Por eso entiendo que hay un sentido en que el número de inscritos para esta segunda edición de Factoría haya sido de 300 jóvenes… 300… Como los espartanos que lucharon contra el ejército persa de un millón de hombres en la batalla de las Termópilas.

Tal vez vosotros, chicos y chicas que os habéis subido al carro de Factoría, sois como esos espartanos valientes. Jóvenes que queréis luchar por un futuro mejor, que os rebeláis contra la situación de un mercado de trabajo complejo y contra las rutinas que llevan al acomodamiento… Y que tenéis todo un “ejército” de dificultades al que hacer frente.

En esta segunda edición, hemos multiplicado por dos el número de inscritos. Sin duda eso sube todavía más el nivel de la primera edición y hará más compleja la selección.

Estamos seguros de que quienes lleguen al grupo de finalistas serán auténticos cracks, pero también sabemos que muchos se van a quedar fuera. Por ello, quiero deciros que todos los que os habéis inscrito con la ilusión de ser uno de los finalistas, ya sois excelentes, diferentes… porque veis en Factoría (un proyecto que “complica” aún más vuestras vidas de estudiantes o jóvenes que buscan empleo), una oportunidad para conoceros mejor a vosotros mismos, para retaros, para convertiros en vuestra mejor versión y ofrecerla a la sociedad.

Todos sois geniales. Seguid desarrollando vuestro talento. Seguid creyendo en vosotros.

Queremos que sepáis que todo el equipo de Factoría hará lo posible por teneros cuanto más cerca mejor, dando y recibiendo de vosotros, lleguéis donde lleguéis en el proceso de selección.

El futuro es joven y vuestro talento es solo el principio.

Pablo Burgué de la Cruz

Mi paso por Factoría de Talento, un proyecto formado por personas especiales

mi paso ppor factoria Nos sentamos a charlar con José Mª Elola Oca, nuevo responsable dentro de Dynamis Consultores, de dar continuidad a la espiral del Talento tras el término de la I edición de Factoría de Talento.
José Mª se incorpora al equipo de Dynamis con toda la ilusión y la energía de quien cree en lo que hace y se compromete con el futuro.

P.- Cuéntanos quién es José Mª Elola:
R.- Soy estudiante de 5º de Derecho y ADE en la Universidad Autónoma de Madrid y estudiante de la Escuela de Liderazgo Universitario en la Universidad Francisco de Vitoria. Pero más allá de lo que ahora mismo estudio, lo cual ocupa un lugar muy importante en mi vida, me siento una persona con una marcada vocación social. Es por ello, por lo que toda mi carrera profesional me gustaría poder enfocarla hacia el mundo de la cooperación al desarrollo, con el claro objetivo de aportar todo lo que esté en mis manos, para cambiar en la medida de lo posible, la situación de un mundo que presenta unas crecientes y lamentables diferencias sociales a todos los niveles.
Me gusta aprender, conocer, empaparme de la realidad que me rodea y de todo lo que va aconteciendo en el mundo, para lo cual, creo que resulta imprescindible dedicarte 100% a la gente que te rodea y que forma parte de tu realidad más cercana.Igualmente, trato de aprovechar todas las oportunidades que se me van presentando por el camino, participando en proyectos, cursos e iniciativas que llaman a mi puerta y que me resultan tremendamente interesantes para seguir formándome tanto a nivel personal como profesional
.

P.- ¿Por qué decides postular en Factoría de Talento?
R.- En los últimos días de la campaña de promoción del programa, tuve la suerte de poder enterarme de la existencia de Factoría de Talento mediante Facebook. Fue entonces cuando, sin dudarlo ni un momento, me lancé a inscribirme en la página web y en ese momento, empezó mi aventura particular por Factoría.
El motivo del porqué de mi inscripción es muy sencillo; no podía dejar pasar esa oportunidad de oro que se me estaba poniendo por delante. Se me ofrecía la posibilidad de participar en un programa que apostaba por los jóvenes y su formación, un programa mediante el cual se perseguía generar un entorno particular que diera lugar a un sinfín de sinergias entre cada uno de sus participantes, los cuales estaban llenos de ideas y parecían derrochar ganas de cambiar las cosas.Y si todo esto era poco, faltaba por caer en la cuenta, de que todo ello, estaría dirigido por profesionales de primer orden y enamorados de aquello que nos contaban
.

P.- ¿Cómo calificarías a las personas que has encontrado en Factoría: coaches, formadores,..?
R. – La primera palabra que creo que puede resumir cada uno de los sentimientos e ideas que me nacen al pensar en cada una de las personas que me han acompañado durante todo este tiempo, es el adjetivo “especial”.
En las personas que forman parte de este programa está el punto fuerte del mismo. Personas que han hecho realidad un sueño, y que lo han dado todo en cada una de sus intervenciones.
Directores que han luchado por hacer realidad un proyecto de ilusión, coaches que se han sabido dar y vincular a cada uno de los que hemos podido disfrutar de sus profundas e intensas sesiones, formadores que se han brindado en cada una de sus enseñanzas para darnos lo mejor de sí mismos, y cómo no, mis mejores compañeros de viaje, los finalistas y semifinalistas del programa. Sólo puedo mostrar mi agradecimiento a cada uno de ellos, por haber hecho posible algo tan bonito como Factoría.

P.- ¿ Qué destacarías de tus compañeros de aventura?
R. – Para dar una respuesta completa a esta pregunta, necesitaría unos cuantos folios más (..risas..).Sólo puedo decir, que se han convertido en un grupo de personas que forman parte de mi vida de una manera muy especial.
Hemos compartido y puesto en común infinidad de cosas, lo que nos ha hecho conocernos a la perfección y crear un grupo que sin duda, ya ha marcado un antes y un después en todos nosotros.
Todos ellos responden ante cualquier acontecimiento con energía y pasión, lo que les hace convertirse en personas de entornos muy distintos que no paran de cuestionarse y plantearse nuevos retos y proyectos en sus vidas. Derrochan ganas por trabajar y esforzarse para conseguir todo aquello que se hayan propuesto, persiguiendo el cambio desde cada una de sus situaciones. Son chicos y chicas de las que he podido aprender muchísimo, y gracias a Factoría, lo voy a poder seguir haciendo durante mucho tiempo más, ya que la Espiral no ha hecho más que empezar a girar.

P. – Y ahora, terminada la I edición…¿a qué dedicas tu tiempo libre?
R. – (Risas…) Pues gracias a la decisión de Ángela y Pablo, los directores del programa, voy a tener la suerte de poder contar con muy poco tiempo libre este curso, ya que me han dado la grandísima oportunidad de poder colaborar con ellos y participar con el programa desde dentro, ayudando a que a que esta nueva edición que comienza en muy pocos días, sea posible.
Como puedes imaginarte, esta es una noticia increíble para mí. Estoy contentísimo y con muchísimas ganas de dar lo mejor de mí para devolver al programa todo lo que me ha dado. Es un privilegio inmenso poder trabajar al lado de cada una de las personas que forman parte de todo el proyecto, empezando por la dirección, y siguiendo por los coaches, cada uno de los formadores y mis queridos compañeros.

P.- ¿Cuál será tu función en Dynamis?
R. – Mis funciones en Dynamis van a estar principalmente ligadas al proyecto de Factoría de Talento, aunque igualmente, también colaboraré en diferentes proyectos de consultoría propios de la empresa.
La primera de mis funciones, se basa en la representación de mis compañeros en lo que se ha denominado la Espiral del Talento, un punto de encuentro mediante el cual se da continuidad al vínculo de Factoría y de cada uno de sus miembros. En la Espiral, buscamos mantener fuertes los vínculos creados, mediante la celebración de diferentes actividades de todo tipo que nos permitan seguir una línea de actividad, contacto y ganas de mejorar nuestro entorno.
Por otro lado, voy a participar de todo el proceso de reclutamiento y selección de la II Edición del programa.
La tercera de mis funciones, se centrará en gestionar y coordinar la celebración de todos los talleres que van a tener lugar a lo largo de todo este año en diferentes universidades de la Comunidad de Madrid, invitando a todos los estudiantes que quieran vivir las iniciativas de Factoría, aunque no hayan tenido la posibilidad de entrar a formar parte de la segunda promoción.
Básicamente éstas son mis funciones en una etapa que comienza, apasionante y de la que espero poder aprender y disfrutar muchísimo para seguir acercándome cada vez más a la persona que quiero ser en mi vida
.

P.- Para terminar y volviendo a los orígenes que te trajeron hasta aquí…¿recomendarías Factoría de Talento a tus amigos, conocidos, familiares?
R. – Creo que cualquier persona que lea cada una de las respuestas anteriores, estaría ya mismo pendiente de las próximas fechas de inscripción para la II Edición de Factoría de Talento.
Me encantaría que cualquier persona pudiera vivir una experiencia tan intensa como la que yo he tenido el inmenso placer de disfrutar. Por eso, animo a que todo aquel que tenga ganas de poder pensar, desarrollarse, formarse y compartir, rodeado de los mejores y del mejor ambiente, no dude ni un solo momento en apuntarse al programa.