Publicaciones etiquetadas ‘desarrollo’

No es un adiós, es un "hasta luego"

Con un “hasta luego”, se cerró la I edición de Factoría de Talento, tras la presentación del proyecto El Futuro es Joven.

Un encuentro entrañable que compartieron el pasado martes las empresas colaboradoras de la I Edición, los participantes del proyecto, el equipo de formadores, coaches y algunos amigos.

Durante la presentación, nuestros jóvenes talentos hicieron gala de su recorrido a lo largo de estos meses de trabajo demostrando su capacidad para presentar en público, impactar con sus ideas y dar a conocer un “ingenioso” proyecto con marcado carácter social, que pretende ayudar a niños y jóvenes a ser capaces de decidir su futuro profesional con el criterio que da la propia experiencia, planteando la gamificación y los espacios para compartir como principales herramientas para ello. BE more, be ingenium fue su lema. Un lema que seguro dará que hablar, ya que es el inicio de una espiral del talento que comienza precisamente ahora, en el periodo que cierra una etapa y da comienzo a otra.

Desde Dynamis Consultores, promotores e impulsores de Factoría de Talento, no nos queda más que dar las gracias a todos los que nos han acompañado en estos meses intensos de vivencia, aprendizaje, enriquecimiento personal y profesional y adelantaros que ya está en marcha el engranaje de la II Edición de la que os iremos informando puntualmente.

Con un sentido GRACIAS seguimos trabajando para que el Futuro siga siendo Joven.

El dilema del jefe: ¿café para todos?

el dilema del jefe El chat que tuvo lugar el pasado miércoles día 30 de abril planteaba un problema al que constantemente se enfrentan los directivos: ¿qué tareas asigno a cada uno de los componentes de mi equipo?

Bajo las premisas de las aptitudes y actitudes de cada uno, cada participante de Factoría de Talento se encargó de distribuir las tareas relativas a un “nuevo proyecto empresarial”, en el rol de jefe. ¿Qué hacer con los empleados desmotivados? ¿Cómo evitar que empleados prometedores se contagien de los malos hábitos de otros? El caso presentaba cuatro tipos de perfiles: el del empleado que sabe pero no quiere hacer, el de aquél que ni sabe ni quiere, el que sí quiere pero no sabe y el que sí sabe y también quiere.

La conclusión a la que se llegó es que este tipo de situaciones requieren de un jefe atento a las necesidades de cada uno de sus empleados, que sepa cómo motivar a los desmotivados y cómo enseñar a los que no saben, que cree sinergias entre las habilidades y aptitudes de sus trabajadores y huya de sobrecargar a aquellos que sí cumplen con sus objetivos de manera excelente. La clave, según lo que se expuso en el chat, está en que el jefe conozca a sus trabajadores y se preocupe por sus necesidades y motivaciones, persiguiendo un liderazgo que se amolde a las condiciones de sus colaboradores para lograr la eficacia de cada uno de ellos y, por ende, la de todo el equipo y la empresa.

*Este post, ha sido redactado por Marian Rodríguez-Merencio Castilla, participante en Factoría de Talento.