Llega la gamificación…3, 2, 1…¡a jugar!

videojuegos A todos nos suena ya este término que hasta hace relativamente poco no era muy conocido. La gamificación, podríamos definirla como el uso de técnicas de juego fuera de los entornos más lúdicos, que tiene como finalidad potenciar, la concentración, motivación, el esfuerzo y otros valores positivos asociados al juego.

La gamificación, ha entrado en nuestras casas casi sin darnos cuenta, pero también en nuestros entornos de trabajo, hasta el punto de convertirse en una poderosa estrategia para influir y motivar a grupos de personas. Desde los clientes a los que se pretende captar mediante estas técnicas, hasta los empleados de una organización a los que se puede motivar, formar e incluso mejorar su clima laboral. Todos son susceptibles de ser incentivados a compartir e interactuar en alguna actividad lúdica, bien con carácter individual o comunitario.

Una buena estrategia de gamificación permite dar un salto que va de la mera interconexión, hasta el engagement (o compromiso), logrando que los miembros de cualquier comunidad participen de forma proactiva, dinámica e interactiva en tareas o acciones que suponen un determinado tipo de esfuerzo.

Gracias a estas técnicas, aplicadas dentro del ámbito empresarial se consigue por ejemplo:

 Atraer y fidelizar nuevos clientes,
 Fomentar el conocimiento interdepartamental,
 Aumentar el conocimiento de las necesidades de los empleados,
 Mejorar el rendimiento y la productividad,
 Innovar en la metodología formativa, optimizando resultados de aprendizaje

Basado en la gamificación se diseña el proyecto Be More, be Ingenium, desarrollado por los finalistas de la I Edición de Factoría de Talento. Un proyecto que nace del compromiso social con niños y jóvenes que buscan su mejor alternativa de desarrollo profesional. Para ello, se plantean los espacios abiertos y compartidos de conocimiento y la gamificación como principales herramientas para conseguirlo.

Etiquetas:, , , , ,